lunes, 12 de marzo de 2012

Desconocido favorito.


Hay temporadas que reír está díficil, las lágrimas ya escuecen y las sonrisas apagadas ya empiezan a cobrar un precio alto.
Nada es fácil, parece que nada pasa y todo pesa, pero... ¿sabes? ya es hora de ponernos ciegos a reír, siendo nuestro propio mechero.
Que saliste de la nada y seguiste ahí, porque sí; siendo pequeñas brisas de aire y siendo tirita.
Dices no ser nadie y que no esperé nada, no lo haré entonces; pero estoy ahí, pues...le das mil patadas a muchos; aunque tú no lo quieras creer.
Pequeños detalles que llenan, desconocidos que se sienten más cercanos que "amigos" de hace años, crestas a las que hacer reír y agradecer.Motivos suficientes para cambiar la rutina.
Que si vas a sonreír fúmandote mis sonrisas, usando de filtro mis fotos... me haré 365 y sonreiré 400 veces; para que así, toques a más de una por día.Tú lo entiendes.
Te propongo un trueque...tus sonrisas por las mías ¿te parece?.


                          

1 comentario:

  1. Me gusta como escribes, sigue así, yo por mi parte me volveré uno de los desconocidos que te siguen.

    ResponderEliminar